El Ifapa investiga el carácter saludable de distintos alimentos en base a sus compuestos bioactivos.
1 min

El Ifapa investiga el carácter saludable de distintos alimentos en base a sus compuestos bioactivos.

Global
Jul 27
/
1 min

El Instituto Andaluz de Investigación y Formación Agraria, Pesquera, Alimentaria y de la Producción Ecológica (Ifapa), dependiente de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, cuenta con un grupo de Alimentación y Salud en el centro de Alameda del Obispo (Córdoba) que trabaja en la caracterización de diferentes alimentos en relación a su composición en compuestos bioactivos; es decir, en sustancias que, sin ser nutrientes, pueden ejercer un efecto beneficioso sobre la salud. Se trata, por tanto, de compuestos que pueden ayudar a la prevención de enfermedades cardiovasculares y degenerativas.

Al respecto, la presidenta del Ifapa, Lourdes Fuster, ha comentado que “mantener una dieta equilibrada y variada en nutrientes contribuye a mantener un buen estado de salud”, y ha añadido que “los estudios realizados de los alimentos de origen vegetal señalan que la mayoría de estos aportan compuestos bioactivos en bajas concentraciones”.

Ante esta realidad, el equipo de investigadores del Ifapa analiza vegetales, productos procesados y nuevos alimentos para tratar de ofrecer información más allá de su valor nutricional. El objetivo final es evaluar sus potenciales propiedades saludables y ahondar en cuál es su absorción, transformación y acción sobre el organismo.

Con estos estudios, el instituto busca promover el consumo de estos alimentos y que, además, se puedan desarrollar nuevos productos de alto valor comercial o elaboraciones derivadas de ellos. A fin de alcanzar este reto, el Ifapa tiene en marcha una serie de proyectos que lleva a cabo de la mano de empresas o asociaciones de productores en un ejemplo más de fructífera colaboración público-privada.

Lourdes Fuster ha destacado que todos estos trabajos del Ifapa “son la base para futuras investigaciones sobre los efectos saludables de los alimentos producidos en Andalucía”. En este sentido, ha señalado que los estudios forman parte de una estrategia global que tiene como objetivo “la promoción de la salud y el bienestar de la población a través de la alimentación”. “Andalucía produce alimentos de extraordinaria calidad que son fuente de salud”, ha recalcado la presidenta del instituto andaluz, quien ha subrayado la existencia, por ejemplo, de múltiples estudios que demuestran que productos como el aceite de oliva virgen extra “son cardiosaludables”. Asimismo, Fuster ha puesto el acento en la capacidad de innovar de un sector agroalimentario “que es referente en todo el mundo” y cuyos productos “tienen el reconocimiento de los mercados internacionales”.

Mango y ajo negro

Los trabajos del equipo de Alimentación y Salud del Ifapa buscan potenciar productos andaluces y de cercanía, promover el desarrollo de nuevas alternativas e incrementar el valor añadido de estos alimentos, a la vez que se impulsa la diversificación de los productos del sector agroalimentario de Andalucía. En este camino, los primeros trabajos se han centrado en determinar el perfil de compuestos antioxidantes de frutas como la naranja, la sandía, la fresa o el mango. Del mismo modo, se ha constatado que vegetales como el pimiento, legumbres como el garbanzo, o productos transformados como el ajo negro, destacan por sus fuentes naturales de antioxidantes.

En los últimos años, los avances en el conocimiento sobre la absorción y transformación de los antioxidantes a través de los procesos de digestión, han hecho posible detallar qué compuestos bioactivos presentes en los alimentos que consumimos son los responsables de su efecto en la salud. A este respecto, sobresale el estudio clínico realizado por el Ifapa sobre la biodisponibilidad de los antioxidantes del mango a fin de comprobar su efecto protector frente a las condiciones de inflamación intestinal.

Del mismo modo, también destaca el estudio desarrollado por el Ifapa para evaluar el potencial saludable del ajo negro sobre los parámetros de riesgo cardiovascular. Este proyecto permite profundizar en el conocimiento de los efectos beneficiosos del consumo prolongado de este producto en voluntarios obesos con hipercolesterolemia sobre determinados parámetros de riesgo, tales como niveles de glucemia, el colesterol o los triglicéridos.

Redacción ADN
Redacción

Generadora de contenidos audiovisuales para diferentes plataformas, produce desde la óptica de las necesidades de las personas que consumen información.

El Ifapa investiga el carácter saludable de distintos alimentos en base a sus compuestos bioactivos.
1 min

El Ifapa investiga el carácter saludable de distintos alimentos en base a sus compuestos bioactivos.

Global
Jul 27
/
1 min

El Instituto Andaluz de Investigación y Formación Agraria, Pesquera, Alimentaria y de la Producción Ecológica (Ifapa), dependiente de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, cuenta con un grupo de Alimentación y Salud en el centro de Alameda del Obispo (Córdoba) que trabaja en la caracterización de diferentes alimentos en relación a su composición en compuestos bioactivos; es decir, en sustancias que, sin ser nutrientes, pueden ejercer un efecto beneficioso sobre la salud. Se trata, por tanto, de compuestos que pueden ayudar a la prevención de enfermedades cardiovasculares y degenerativas.

Al respecto, la presidenta del Ifapa, Lourdes Fuster, ha comentado que “mantener una dieta equilibrada y variada en nutrientes contribuye a mantener un buen estado de salud”, y ha añadido que “los estudios realizados de los alimentos de origen vegetal señalan que la mayoría de estos aportan compuestos bioactivos en bajas concentraciones”.

Ante esta realidad, el equipo de investigadores del Ifapa analiza vegetales, productos procesados y nuevos alimentos para tratar de ofrecer información más allá de su valor nutricional. El objetivo final es evaluar sus potenciales propiedades saludables y ahondar en cuál es su absorción, transformación y acción sobre el organismo.

Con estos estudios, el instituto busca promover el consumo de estos alimentos y que, además, se puedan desarrollar nuevos productos de alto valor comercial o elaboraciones derivadas de ellos. A fin de alcanzar este reto, el Ifapa tiene en marcha una serie de proyectos que lleva a cabo de la mano de empresas o asociaciones de productores en un ejemplo más de fructífera colaboración público-privada.

Lourdes Fuster ha destacado que todos estos trabajos del Ifapa “son la base para futuras investigaciones sobre los efectos saludables de los alimentos producidos en Andalucía”. En este sentido, ha señalado que los estudios forman parte de una estrategia global que tiene como objetivo “la promoción de la salud y el bienestar de la población a través de la alimentación”. “Andalucía produce alimentos de extraordinaria calidad que son fuente de salud”, ha recalcado la presidenta del instituto andaluz, quien ha subrayado la existencia, por ejemplo, de múltiples estudios que demuestran que productos como el aceite de oliva virgen extra “son cardiosaludables”. Asimismo, Fuster ha puesto el acento en la capacidad de innovar de un sector agroalimentario “que es referente en todo el mundo” y cuyos productos “tienen el reconocimiento de los mercados internacionales”.

Mango y ajo negro

Los trabajos del equipo de Alimentación y Salud del Ifapa buscan potenciar productos andaluces y de cercanía, promover el desarrollo de nuevas alternativas e incrementar el valor añadido de estos alimentos, a la vez que se impulsa la diversificación de los productos del sector agroalimentario de Andalucía. En este camino, los primeros trabajos se han centrado en determinar el perfil de compuestos antioxidantes de frutas como la naranja, la sandía, la fresa o el mango. Del mismo modo, se ha constatado que vegetales como el pimiento, legumbres como el garbanzo, o productos transformados como el ajo negro, destacan por sus fuentes naturales de antioxidantes.

En los últimos años, los avances en el conocimiento sobre la absorción y transformación de los antioxidantes a través de los procesos de digestión, han hecho posible detallar qué compuestos bioactivos presentes en los alimentos que consumimos son los responsables de su efecto en la salud. A este respecto, sobresale el estudio clínico realizado por el Ifapa sobre la biodisponibilidad de los antioxidantes del mango a fin de comprobar su efecto protector frente a las condiciones de inflamación intestinal.

Del mismo modo, también destaca el estudio desarrollado por el Ifapa para evaluar el potencial saludable del ajo negro sobre los parámetros de riesgo cardiovascular. Este proyecto permite profundizar en el conocimiento de los efectos beneficiosos del consumo prolongado de este producto en voluntarios obesos con hipercolesterolemia sobre determinados parámetros de riesgo, tales como niveles de glucemia, el colesterol o los triglicéridos.

Redacción ADN
Redacción

Generadora de contenidos audiovisuales para diferentes plataformas, produce desde la óptica de las necesidades de las personas que consumen información.