Las balsas de riego son reservas de la biodiversidad.

Las balsas de riego son reservas de la biodiversidad.

Global
Feb 21
/

Andalucía está salpicada de balsas de riego: en torno a 18.000, más de la mitad en la provincia de Almería. La concentración en la provincia, que acoge a la despensa de frutas y hortalizas de la Unión Europea, obedece a la extensión de invernaderos tanto en el poniente como en el levante que disponen de sus propios sistemas de almacenamiento de agua.

El consumo de agua del invernadero es casi 20 veces menos que los cultivos tradicionales. Un estudio realizado por Hortiespaña apunta que los invernaderos son salvaguarda de la biodiversidad en pleno sureste español.

El estudio señala que en Almería se ha identificado además fauna con efecto positivo en el control de plagas, como la aparición de libélulas y caballitos de diablo, depredadores de larvas de mosquitos y otros insectos, además de ser zonas de atracción para aves y anfibios. La Agencia Andaluza del Agua apunta que la superficie media de las balsas es de 700 m2, en Almería el tipo medio se reduce a los 150-200 m2. En Almería se consume en torno al 7% del total del agua de la región.

Redacción ADN
Redacción

Generadora de contenidos audiovisuales para diferentes plataformas, produce desde la óptica de las necesidades de las personas que consumen información.

Las balsas de riego son reservas de la biodiversidad.

Las balsas de riego son reservas de la biodiversidad.

Global
Feb 21
/

Andalucía está salpicada de balsas de riego: en torno a 18.000, más de la mitad en la provincia de Almería. La concentración en la provincia, que acoge a la despensa de frutas y hortalizas de la Unión Europea, obedece a la extensión de invernaderos tanto en el poniente como en el levante que disponen de sus propios sistemas de almacenamiento de agua.

El consumo de agua del invernadero es casi 20 veces menos que los cultivos tradicionales. Un estudio realizado por Hortiespaña apunta que los invernaderos son salvaguarda de la biodiversidad en pleno sureste español.

El estudio señala que en Almería se ha identificado además fauna con efecto positivo en el control de plagas, como la aparición de libélulas y caballitos de diablo, depredadores de larvas de mosquitos y otros insectos, además de ser zonas de atracción para aves y anfibios. La Agencia Andaluza del Agua apunta que la superficie media de las balsas es de 700 m2, en Almería el tipo medio se reduce a los 150-200 m2. En Almería se consume en torno al 7% del total del agua de la región.

Redacción ADN
Redacción

Generadora de contenidos audiovisuales para diferentes plataformas, produce desde la óptica de las necesidades de las personas que consumen información.