Para 2025 más de 1.200 millones de personas serán obesas
3 min

Para 2025 más de 1.200 millones de personas serán obesas

Alimentos
Nov 15
/
3 min

La salud alimentaria está empeorando de modo generalizado en todos los países del mundo. El principal factor que dificulta el acceso de las personas a una dieta saludable es el aumento de los precios de los alimentos, que se ha visto incrementado por las subidas de los costes de producción, la luz, las materias primas, los combustibles. Según datos del Fondo Monetario Internacional, el año 2022 terminará con la tasa de inflación más alta registrada en la última década.

La importancia de poder acceder a una dieta saludable se hace cada vez más necesaria. Así, la malnutrición viene asociada a períodos de crisis y dificultades económicas que favorecen la obesidad infantil, para 2025 más de 1.200 millones de personas serán obesas, un 23% de la población mundial. Las consecuencias más visibles son el aumento de consumo de alimentos ultraporcesados, aumento de enfermedades como la obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares, cáncer, entre otras, así como el aumento de la mortalidad, cada año las dietas altas en grasas y azúcares y bajas en frutas y verduras son las responsables de 11 millones de muertes.

El número de personas sin acceso a una dieta saludable en el mundo alcanza los 3.074 millones de personas, así por región Asia encabeza el ranking con 1.891 millones, seguido de África con 1.031 millones y la región del Caribe y Latinoamérica con 131 millones de personas. Con unas cifras pequeñas se sitúan Europa con 14,6 millones, Norteamérica con 5,2 millones y Oceanía con 0,7 millones de personas.

Redacción ADN
Redacción

Generadora de contenidos audiovisuales para diferentes plataformas, produce desde la óptica de las necesidades de las personas que consumen información.

Para 2025 más de 1.200 millones de personas serán obesas
3 min

Para 2025 más de 1.200 millones de personas serán obesas

Alimentos
Nov 15
/
3 min

La salud alimentaria está empeorando de modo generalizado en todos los países del mundo. El principal factor que dificulta el acceso de las personas a una dieta saludable es el aumento de los precios de los alimentos, que se ha visto incrementado por las subidas de los costes de producción, la luz, las materias primas, los combustibles. Según datos del Fondo Monetario Internacional, el año 2022 terminará con la tasa de inflación más alta registrada en la última década.

La importancia de poder acceder a una dieta saludable se hace cada vez más necesaria. Así, la malnutrición viene asociada a períodos de crisis y dificultades económicas que favorecen la obesidad infantil, para 2025 más de 1.200 millones de personas serán obesas, un 23% de la población mundial. Las consecuencias más visibles son el aumento de consumo de alimentos ultraporcesados, aumento de enfermedades como la obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares, cáncer, entre otras, así como el aumento de la mortalidad, cada año las dietas altas en grasas y azúcares y bajas en frutas y verduras son las responsables de 11 millones de muertes.

El número de personas sin acceso a una dieta saludable en el mundo alcanza los 3.074 millones de personas, así por región Asia encabeza el ranking con 1.891 millones, seguido de África con 1.031 millones y la región del Caribe y Latinoamérica con 131 millones de personas. Con unas cifras pequeñas se sitúan Europa con 14,6 millones, Norteamérica con 5,2 millones y Oceanía con 0,7 millones de personas.

Redacción ADN
Redacción

Generadora de contenidos audiovisuales para diferentes plataformas, produce desde la óptica de las necesidades de las personas que consumen información.