El turismo nacional permite una subida en las ventas de pescado.

El turismo nacional permite una subida en las ventas de pescado.

Alimentos
Aug 26
/

El turismo nacional está tirando de  la venta de pescado en el litoral español, pero la ausencia masiva de turistas internacionales está mermando la recuperación de las ventas.

La afluencia de ciudadanos españoles hacia la costa ha permitido una subida en las ventas de pescados en litoral, una tendencia que no ha impedido evitar un descenso medio del 30% en el comercio tradicional por la caída de las compras en el hogar y el derrumbe del turismo internacional.

En concreto, las patronales de minoristas tradicionales FEDEPESCA y de empresas de gran consumo AECOC reconocen tanto un incremento del consumo de productos  del mar y de la acuicultura en las zonas de costa y un retroceso en el  interior, como un frenazo de la venta por la pandemia.

Y es que en el consuno de alimentos frescos en España, un 30% procede de bares y restaurantes, pero en el caso de los pescados y mariscos ese porcentaje baja al 14% con la excepción de autonomías como Andalucía o Galicia.

Entre enero y junio, las empresas de gran consumo vendieron productos pesqueros por  valor de casi 2.150 millones de euros, un 0,5% más que en el primer semestre de 2020.

 

Redacción ADN
Redacción

Generadora de contenidos audiovisuales para diferentes plataformas, produce desde la óptica de las necesidades de las personas que consumen información.

El turismo nacional permite una subida en las ventas de pescado.

El turismo nacional permite una subida en las ventas de pescado.

Alimentos
Aug 26
/

El turismo nacional está tirando de  la venta de pescado en el litoral español, pero la ausencia masiva de turistas internacionales está mermando la recuperación de las ventas.

La afluencia de ciudadanos españoles hacia la costa ha permitido una subida en las ventas de pescados en litoral, una tendencia que no ha impedido evitar un descenso medio del 30% en el comercio tradicional por la caída de las compras en el hogar y el derrumbe del turismo internacional.

En concreto, las patronales de minoristas tradicionales FEDEPESCA y de empresas de gran consumo AECOC reconocen tanto un incremento del consumo de productos  del mar y de la acuicultura en las zonas de costa y un retroceso en el  interior, como un frenazo de la venta por la pandemia.

Y es que en el consuno de alimentos frescos en España, un 30% procede de bares y restaurantes, pero en el caso de los pescados y mariscos ese porcentaje baja al 14% con la excepción de autonomías como Andalucía o Galicia.

Entre enero y junio, las empresas de gran consumo vendieron productos pesqueros por  valor de casi 2.150 millones de euros, un 0,5% más que en el primer semestre de 2020.

 

Redacción ADN
Redacción

Generadora de contenidos audiovisuales para diferentes plataformas, produce desde la óptica de las necesidades de las personas que consumen información.