La incertidumbre se adueña de la agroindustria por las repercusiones de la invasión rusa de Ucrania.
2 MIN

La incertidumbre se adueña de la agroindustria por las repercusiones de la invasión rusa de Ucrania.

Global
Mar 8
/
2 MIN

La invasión de Ucrania por Rusia puede desencadenar una tormenta en el tejido productivo de la agricultura. En el sector de frutas y hortalizas prestan atención a cómo se pueden desencadenar en el tiempo los acontecimientos, por lo que se pide a la Unión Europea un plan de contingencia agroalimentaria.

España vende 1.300 toneladas de hortalizas a Ucrania por valor de 1,5 millones de euros y 11.500 toneladas de frutas por 9 millones de euros. Un mercado residual. Sin embargo, el efecto indirecto puede ser demoledor: subida del precio del gas con impacto en el encarecimiento de fertilizantes y electricidad. Es decir, los gastos de producción se pueden disparar.

Es más, Turquía y Marruecos introducen en Rusia 100.000 toneladas de tomate, anualmente. ¿Qué pasará con esa producción? ¿Dónde se reubicará? Dos incógnitas que hacen tener a las organizaciones agrarias un intento de reubicación de esas producciones en los mercados comunitarios lo que puede desencadenar un desplome de precios. España importa del granero de Europa, Ucrania, casi el 30% del maíz. Un producto clave para el pienso. Si este suministro se interrumpe aumentaría la subida acumulada del 32% en el alimento para el ganado. Ucrania abastece a España del 60% de las importaciones de aceite de girasol.

Redacción ADN
Redacción

Generadora de contenidos audiovisuales para diferentes plataformas, produce desde la óptica de las necesidades de las personas que consumen información.

La incertidumbre se adueña de la agroindustria por las repercusiones de la invasión rusa de Ucrania.
2 MIN

La incertidumbre se adueña de la agroindustria por las repercusiones de la invasión rusa de Ucrania.

Global
Mar 8
/
2 MIN

La invasión de Ucrania por Rusia puede desencadenar una tormenta en el tejido productivo de la agricultura. En el sector de frutas y hortalizas prestan atención a cómo se pueden desencadenar en el tiempo los acontecimientos, por lo que se pide a la Unión Europea un plan de contingencia agroalimentaria.

España vende 1.300 toneladas de hortalizas a Ucrania por valor de 1,5 millones de euros y 11.500 toneladas de frutas por 9 millones de euros. Un mercado residual. Sin embargo, el efecto indirecto puede ser demoledor: subida del precio del gas con impacto en el encarecimiento de fertilizantes y electricidad. Es decir, los gastos de producción se pueden disparar.

Es más, Turquía y Marruecos introducen en Rusia 100.000 toneladas de tomate, anualmente. ¿Qué pasará con esa producción? ¿Dónde se reubicará? Dos incógnitas que hacen tener a las organizaciones agrarias un intento de reubicación de esas producciones en los mercados comunitarios lo que puede desencadenar un desplome de precios. España importa del granero de Europa, Ucrania, casi el 30% del maíz. Un producto clave para el pienso. Si este suministro se interrumpe aumentaría la subida acumulada del 32% en el alimento para el ganado. Ucrania abastece a España del 60% de las importaciones de aceite de girasol.

Redacción ADN
Redacción

Generadora de contenidos audiovisuales para diferentes plataformas, produce desde la óptica de las necesidades de las personas que consumen información.