Alerta ante el consumo de fruta cortada.
2 MIN

Alerta ante el consumo de fruta cortada.

Alimentos
Apr 23
/
2 MIN

Sandía, melón, mango y piña, cuidadosamente cortadas, son un reclamo muy atractivo en los lineales de los supermercados. Un comité científico de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición ha alertado de los riesgos de consumir fruta cortada si no se ha conservado de forma correcta.

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria precisa que este tipo de alimentos deben estar a una temperatura inferior a los 25 grados y durante un tiempo menor a 3 horas. Deben conservarse en un lugar ventilado y preservado de luz solar, con un almacenamiento continuo en refrigeración a temperatura por debajo de 5 grados. El informe concluye que el almacenamiento a temperatura ambiente del melón, sandía, papaya, y piñas cortadas por la mitad puede suponer un riesgo sanitario.

Los riesgos de intoxicación se pueden evitar con las siguientes pautas:.

- Descartar las frutas y verduras con daños visibles..

- No dejarlas en remojo para evitar que alguna bacteria de la superficie se infiltre en los tejidos internos de los vegetales..

- Lavar bien las frutas y verduras antes de consumirlas..

- Evitar el contacto director con otros productos como la carne, pescado o huevos.

Redacción ADN
Redacción

Generadora de contenidos audiovisuales para diferentes plataformas, produce desde la óptica de las necesidades de las personas que consumen información.

Alerta ante el consumo de fruta cortada.
2 MIN

Alerta ante el consumo de fruta cortada.

Alimentos
Apr 23
/
2 MIN

Sandía, melón, mango y piña, cuidadosamente cortadas, son un reclamo muy atractivo en los lineales de los supermercados. Un comité científico de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición ha alertado de los riesgos de consumir fruta cortada si no se ha conservado de forma correcta.

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria precisa que este tipo de alimentos deben estar a una temperatura inferior a los 25 grados y durante un tiempo menor a 3 horas. Deben conservarse en un lugar ventilado y preservado de luz solar, con un almacenamiento continuo en refrigeración a temperatura por debajo de 5 grados. El informe concluye que el almacenamiento a temperatura ambiente del melón, sandía, papaya, y piñas cortadas por la mitad puede suponer un riesgo sanitario.

Los riesgos de intoxicación se pueden evitar con las siguientes pautas:.

- Descartar las frutas y verduras con daños visibles..

- No dejarlas en remojo para evitar que alguna bacteria de la superficie se infiltre en los tejidos internos de los vegetales..

- Lavar bien las frutas y verduras antes de consumirlas..

- Evitar el contacto director con otros productos como la carne, pescado o huevos.

Redacción ADN
Redacción

Generadora de contenidos audiovisuales para diferentes plataformas, produce desde la óptica de las necesidades de las personas que consumen información.